Cómo ser una empresa resiliente en un entorno VUCA

En el entorno empresarial, últimamente hemos oído hablar del acrónimo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo) para referirse al contexto actual en el que vivimos.

Una de las causas de este contexto es el progreso tecnológico acelerado. La Ley Moore, ha permitido un aumento de la rapidez en la capacidad de procesamiento de los ordenadores, produciendo una mejora continua en el rendimiento y mayor eficiencia en los dispositivos electrónicos, generando mayor versatilidad y conectividad.

Esto ha transformado la forma en que nos relacionamos y nos comunicamos las personas, la forma en que trabajamos, abriendo nuevas oportunidades y modificando la competencia entre las empresas.

La velocidad de los cambios y avances tecnológicos, hacen que percibamos el mundo con mayor incertidumbre y complejidad.

Muchas de las creencias que teníamos, se han visto derrumbadas por todos estos cambios. Por ejemplo ¿quién iba a pensar que Toys R Us se declararía en bancarrota? Pues, una de las razones por las que se acogió a la ley de quiebra estadounidense, es porque no se adaptó a las nuevas tendencias de los consumidores, ya que la nueva generación T, que eran sus usuarios, suelen utilizar más la pantalla, consumiendo el producto a través del acceso a Internet las 24 horas del día, en vez de acudir a la forma tradicional de las tiendas físicas. Tampoco logró posicionarse en el comercio on line, ni pudo competir en precio con otras empresas del sector retail como Walmart y Target.

Otra empresa que se hundió, fue Kodak porque no supo adaptarse al nuevo mercado, ignorando las demandas de sus clientes. Decidió no comercializar el producto digital y otras empresas que sí lo hicieron acabaron siendo sus competidores y quitando el mercado a Kodak.

¿Alguna vez te has preguntado cómo puede tu empresa adaptarse a este nuevo entorno?

A continuación te pongo el ejemplo de lo que le pasaría a una empresa inmobiliaria que no sepa cómo adaptarse al contexto actual.

Ejemplo de cómo afecta no actuar contra la volatilidad.

He pensado en una inmobiliaria situada en un pueblo de España, que se dedica únicamente a realizar compraventas de viviendas en un área muy pequeña, con hipotecas a familias, sin contemplar la posibilidad de dedicarse a alquileres, o ampliar su área de mercado o de incorporar otro tipo de productos. Actualmente, el precio de la vivienda está sobrevalorado, y ha habido años muy buenos para el mercado inmobiliario con operaciones de compraventas. Sin embargo, estamos entrando en un proceso de desaceleración producido por diversos factores como la crisis energética, la guerra de Rusia y Ucrania, la inflación y los tipos de interés que están aumentando los préstamos hipotecarios y personales, las entidades bancarias y financieras que cada vez endurecen más sus condiciones. Esta desaceleración provoca la reducción de la cantidad de personas que se plantean adquirir una vivienda con hipoteca.

Con este panorama, si la inmobiliaria no tiene una visión de futuro y no se flexibiliza adaptándose al mercado, es posible que vaya al fracaso.

Ejemplo de cómo afecta no actuar contra la incertidumbre.

La misma empresa inmobiliaria  con sede en un pueblo de España, ha decidido ampliar su mercado y abrir sucursales en Latam, en Estados Unidos y en Asia. En cada uno de esos lugares, tiene propiedades a la orilla de la playa, cerca de bosques, en ciudades y en zonas rurales. Ya está funcionando en los distintos mercados internacionales, y de repente el cambio climático se está acelerando abruptamente, mucho antes de las predicciones, siendo noticia en todos los titulares. El mar está subiendo tanto que está alcanzando las propiedades a orillas del mar , los incendios están alcanzando las casas rurales, otras zonas están quedando despobladas porque no hay suficiente abastecimiento de agua, y en algunas ciudades  están creciendo los ríos y produciendo inundaciones debido al aumento de las lluvias, etc.

Si la empresa no recopila información periódica, haciendo un seguimiento de la situación climatológica de la situación de cada lugar donde están situadas esas propiedades, realizado campañas para la venta rápida de las propiedades que están en riesgo, es posible que se vaya a la quiebra, porque con el pasar del tiempo, las propiedades irán perdiendo su valor y no podrá sacarles suficiente rentabilidad.

Ejemplo de cómo afecta no actuar contra la complejidad.

En este caso, se me ocurre que la misma empresa inmobiliaria, decide dar un paso más, sacando al mercado, un producto nuevo de multipropiedad, valiéndose de la tecnología. Cada mercado al que se dirige esta empresa, es completamente diferente, debido a diversos factores como el idioma, los gobiernos, la normativa, la cultura, etc. Sin embargo, la empresa contrata un software de gestión internacional que le permite controlar y gestionar las distintas sucursales.

Evidentemente, se ha convertido en una empresa mucho más compleja, por lo que si la empresa no crea protocolos internos de actuación que sean sencillos y claros, ni brinda herramientas y especialización a los trabajadores de cada sucursal para que puedan trabajar de forma eficiente, con el exceso de variables de información, propiedades, clientela, etc, es probable que fracase como consecuencia de la complejidad.

Ejemplo de cómo afecta no actuar contra la ambigüedad.

La misma empresa inmobiliaria decide realizar una gran inversión en una plataforma que incorpora la tecnología NFT, de forma que esta representa la propiedad de acciones que se venden a distintos inversores. Aunque actualmente, se están vendiendo y comprando propiedades en redes blockchain, el uso NFT’s en el mercado inmobiliario no está muy explorado aún, por lo que esta empresa deberá mantenerse actualizada y formada para irse anticipando a los cambios y tendencias del mercado, experimentando y realizando pruebas que generen cambios rápidamente.

De lo contrario, sin los conocimientos adecuados de las tendencias y sin la realización de pruebas concretas en su mercado para verificar que su producto es rentable, es posible que esa inversión realizada, pueda generar problemas financieros en la inmobiliaria a corto plazo.

¿ Y en tu empresa, que vas a realizar para adaptarte al entorno VUCA?

Este artículo ha sido escrito con intención informativa y bajo ningún concepto, supone un asesoramiento jurídico.  Si necesita un servicio profesional, póngase en contacto con nosotros y le asesoraremos en su asunto particular. Este artículo ha sido escrito por Ileana Álvarez.

IA LEGAL CONSULTING
www.ialegalconsulting.com
info@ialegalconsulting.com
Tlfno: +34 697.382.547

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.